Noticias
La crisis también impacta en el Seguro

Los ingresos del sector bajan un 5,32% en 2012, con caídas tanto en Vida (-9%) como en No Vida (-1,9%)

El volumen de primas del sector asegurador en España se situó el pasado año en 57.381 millones de euros, según las estimaciones de ICEA presentadas ayer. La cifra presenta un decrecimiento del 5,32% respecto al año anterior (en la línea con lo estimado por Actualidad Aseguradora en su último número), y responde al retroceso del 9% en la facturación en primas de Vida (el ahorro gestionado en estos productos creció, por el contrario, un 1,51%, hasta 156.184 millones), mientras que los ingresos de No Vida bajaron un 1,93%.

“Siempre dijimos que si la crisis económica se prolongaba y afectaba a las rentas medias de los hogares, el seguro, por muy contracíclico que quiera ser, lo acabaría notando. La crisis se ha prolongado y, por lo tanto, era de esperar que ocurriera”, valoraba la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, primero ante los medios de comunicación, y posteriormente ante los directivos del sector que participaron en la ‘Jornada de Perspectivas’ de ICEA.

En su balance del pasado año, González de Frutos destacó, en primer lugar, que los informes de ICEA adelantan que los resultados de las cuentas técnicas de los diferentes ramos “vienen indicando cierta mejora en el resultado de Vida”; esta mejora, apuntó, refleja que la reacción del seguro de Vida ante las dificultades creadas por la crisis y la situación comprometida de las rentas de hogares y empresas no ha sido de pánico, sino de consolidación”.

En No Vida, el concepto que define su evolución es el de “senda plana”. En Autos, con un descenso del 5,9% en los ingresos, se mantiene la tendencia a la baja de años anterior, “incluso algo intensificada” La razón fundamental de esta evolución, señaló la presidenta de UNESPA, “está en el hecho de que el brusco frenazo del parque asegurado ha redoblado las condiciones de extremada competitividad en que se desarrolla este negocio”. Esto se está trasladando a los beneficios, y el resultado de la cuenta técnica del ramo está hoy “más o menos en la mitad que lo estaba antes de la crisis”.

Multirriesgo y Salud, buen comportamiento pese al entorno

González de Frutos destacó el comportamiento que han tenido los seguros Multirriesgo, pese a crecer solo un 0,56%. “Esta tasa positiva, por modesta que le pueda parecer, es la mejor expresión de la enorme importancia que los hogares asegurados españoles otorgan al nivel de respuesta y servicio de los aseguradores de Multirriesgo”, afirmó. En cuanto a los resultados de este negocio, tras la “gran corrección” al alza que se dio 2011, el pasado año presenta de nuevo una caída de la cuenta técnica, aunque se mantiene en niveles superiores al 10%.

De “muy significativo” calificó el crecimiento del 3% que se ha dado en Salud, por el ambiente socioeconómico actual que es “enormemente hostil para un seguro de doble pago”. El ramo, según las cifras de ICEA, parece haber sabido mantener niveles razonables de beneficio técnico, anotó la presidenta de UNESPA.

Finalmente, el retroceso de las primas del 2,6% en el conjunto del resto de ramos de No Vida es “consistente” con la evolución económica y exento de “tintes catastróficos para la industria aseguradora”. Hay que reseñar, como muestran las cifras presentadas ayer, el crecimiento el 7,5% en Decesos y los descensos, en el lado opuesto, del 27,5% en Pérdidas Pecuniarias (el ramo que más baja); del 5% en RC, Transportes o Accidentes; o de casi el 4% en Defensa Jurídica. “El perfil del beneficio en este conjunto de ramos -añadió- es muy estable”, señaló.

‘Resellar’ el sistema de bienestar para hacerlo más resistente

En su valoración del pasado año, González de Frutos no quiso dejar de mencionar la solvencia del sector y su papel como inversor institucional, “como proveedor de financiación estable y a largo plazo para la economía”. En este sentido manifestó el “compromiso” de las entidades participando en la Sareb, lo demuestra la colaboración solidaria “en la solución de un problema que el sector no ha creado”. Además, en relación a un tema de actualidad como es la reforma de los sistemas sanitarios, dejó claro que la “sanidad del futuro deberá estar presidida por criterios de eficiencia, también económica, porque es la única forma de que sobreviva”.

De cara a 2013, anticipó un comportamiento y cifras similares a las del pasado año, pues las posibles mejorías de la economía que se esperan para la segunda parte del año se trasladarán algo más tarde al sector y con menor intensidad. “2013 debería ser un año de reformas, de resellado de nuestro sistema de bienestar para hacerlo más resistente a las tensiones que con seguridad va a experimentar, con o sin crisis”, concluyó.

Comments are closed.