Noticias

El Consorcio da cobertura a los daños producidos entre los días 3-8 de febrero en diversas localidades de Gipuzkoa y Nafarroa. Ver documento anexo:


La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha comenzado a aclarar las muchas dudas de las empresas sobre la nueva regulación de las cotizaciones sociales. Entre ellas, según publica Cinco Días, la TGSS ha aclarado que si la empresa mantiene temporalmente el seguro de Vida o Enfermedad una vez finalizada la relación laboral, también debe cotizar por ello. Se hará de forma prorrateada en los 12 meses previos a la finalización del contrato.

Respecto a los premios de jubilación e indemnizaciones por incapacidad, la cotización por estos conceptos se efectuará teniendo en cuenta que las percepciones de vencimiento superior al mensual se prorratearán a lo largo de los 12 meses del año. De esta manera, la empresa deberá poder efectuar las correspondientes liquidaciones complementarias de cuotas en los 12 meses inmediatamente anteriores a la fecha del abono del premio o indemnización.


Multiasistencia ha elaborado un estudio en el que detecta que los siniestros por robo, incendios y daños eléctricos son los que más aumentan en Navidad en comparación con la media anual. La sustracción de objetos con violencia en el hogar y los atracos son los que muestran el mayor incremento, un 16% más respecto al resto del año, debido al mayor número de casas vacías durante estas fechas. Los siniestros provocados por cortocircuitos aumentan un 14%, siendo las luces navideñas su principal causa. En tercer lugar aparecen los ocasionados por daños eléctricos, especialmente en los dispositivos correspondientes a la gama gris (ordenadores de sobremesa y portátiles) y marrón (televisores, dvd, etc).

En cuanto a la solicitud de reparaciones urgentes, los siniestros relacionados con los robos generan la mayor demanda, al igual que durante el resto del año, con el 50% del total de las urgencias. Y aunque los siniestros ocasionados por daños agua son los más frecuentes en el global anual, en Navidad registran una ligera disminución cercana al 5%.

“De cara a ofrecer el mejor servicio a los asegurados consideramos que es fundamental conocer las tendencias del sector en función de la época del año en la que nos encontramos para así estar preparados ante posibles picos de demandas”, apunta Borja Díaz, director general de negocio de Multiastencia.


La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ha decidido proceder a la liquidación de CAHISPA, una vez que no se ha encontrado un inversor decidido a sacar adelante la entidad, según adelanta hoy Expansión. Fuentes sectoriales estiman que la aseguradora tendría un desfase patrimonial de unos 48 millones de euros.

El órgano de control acordó en 2007 el relevo de los entonces administradores de la entidad por los desequilibrios existentes en su cartera de inversiones y deficiencias de control interno. Desde entonces, han sido varios los intentos de encontrar un comprador. En 2011, Grupo Corbis se hizo con un 91% del capital de la aseguradora, aunque no fraguo finalmente la operación. ASSEGURANCES GENERALS D’ANDORRA (AGA) también acordó a finales del pasado año hacerse cargo de la entidad (ver edición de 19 de noviembre). La aseguradora andorrana, según Expansión, adelantó 500.000 euros, pero al final también se ha echado atrás, lo que aboca a CAHISPA a su liquidación.


Los ingresos del sector bajan un 5,32% en 2012, con caídas tanto en Vida (-9%) como en No Vida (-1,9%)

El volumen de primas del sector asegurador en España se situó el pasado año en 57.381 millones de euros, según las estimaciones de ICEA presentadas ayer. La cifra presenta un decrecimiento del 5,32% respecto al año anterior (en la línea con lo estimado por Actualidad Aseguradora en su último número), y responde al retroceso del 9% en la facturación en primas de Vida (el ahorro gestionado en estos productos creció, por el contrario, un 1,51%, hasta 156.184 millones), mientras que los ingresos de No Vida bajaron un 1,93%.

“Siempre dijimos que si la crisis económica se prolongaba y afectaba a las rentas medias de los hogares, el seguro, por muy contracíclico que quiera ser, lo acabaría notando. La crisis se ha prolongado y, por lo tanto, era de esperar que ocurriera”, valoraba la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, primero ante los medios de comunicación, y posteriormente ante los directivos del sector que participaron en la ‘Jornada de Perspectivas’ de ICEA.

En su balance del pasado año, González de Frutos destacó, en primer lugar, que los informes de ICEA adelantan que los resultados de las cuentas técnicas de los diferentes ramos “vienen indicando cierta mejora en el resultado de Vida”; esta mejora, apuntó, refleja que la reacción del seguro de Vida ante las dificultades creadas por la crisis y la situación comprometida de las rentas de hogares y empresas no ha sido de pánico, sino de consolidación”.

En No Vida, el concepto que define su evolución es el de “senda plana”. En Autos, con un descenso del 5,9% en los ingresos, se mantiene la tendencia a la baja de años anterior, “incluso algo intensificada” La razón fundamental de esta evolución, señaló la presidenta de UNESPA, “está en el hecho de que el brusco frenazo del parque asegurado ha redoblado las condiciones de extremada competitividad en que se desarrolla este negocio”. Esto se está trasladando a los beneficios, y el resultado de la cuenta técnica del ramo está hoy “más o menos en la mitad que lo estaba antes de la crisis”.

Multirriesgo y Salud, buen comportamiento pese al entorno

González de Frutos destacó el comportamiento que han tenido los seguros Multirriesgo, pese a crecer solo un 0,56%. “Esta tasa positiva, por modesta que le pueda parecer, es la mejor expresión de la enorme importancia que los hogares asegurados españoles otorgan al nivel de respuesta y servicio de los aseguradores de Multirriesgo”, afirmó. En cuanto a los resultados de este negocio, tras la “gran corrección” al alza que se dio 2011, el pasado año presenta de nuevo una caída de la cuenta técnica, aunque se mantiene en niveles superiores al 10%.

De “muy significativo” calificó el crecimiento del 3% que se ha dado en Salud, por el ambiente socioeconómico actual que es “enormemente hostil para un seguro de doble pago”. El ramo, según las cifras de ICEA, parece haber sabido mantener niveles razonables de beneficio técnico, anotó la presidenta de UNESPA.

Finalmente, el retroceso de las primas del 2,6% en el conjunto del resto de ramos de No Vida es “consistente” con la evolución económica y exento de “tintes catastróficos para la industria aseguradora”. Hay que reseñar, como muestran las cifras presentadas ayer, el crecimiento el 7,5% en Decesos y los descensos, en el lado opuesto, del 27,5% en Pérdidas Pecuniarias (el ramo que más baja); del 5% en RC, Transportes o Accidentes; o de casi el 4% en Defensa Jurídica. “El perfil del beneficio en este conjunto de ramos -añadió- es muy estable”, señaló.

‘Resellar’ el sistema de bienestar para hacerlo más resistente

En su valoración del pasado año, González de Frutos no quiso dejar de mencionar la solvencia del sector y su papel como inversor institucional, “como proveedor de financiación estable y a largo plazo para la economía”. En este sentido manifestó el “compromiso” de las entidades participando en la Sareb, lo demuestra la colaboración solidaria “en la solución de un problema que el sector no ha creado”. Además, en relación a un tema de actualidad como es la reforma de los sistemas sanitarios, dejó claro que la “sanidad del futuro deberá estar presidida por criterios de eficiencia, también económica, porque es la única forma de que sobreviva”.

De cara a 2013, anticipó un comportamiento y cifras similares a las del pasado año, pues las posibles mejorías de la economía que se esperan para la segunda parte del año se trasladarán algo más tarde al sector y con menor intensidad. “2013 debería ser un año de reformas, de resellado de nuestro sistema de bienestar para hacerlo más resistente a las tensiones que con seguridad va a experimentar, con o sin crisis”, concluyó.


Miércoles, enero 23rd, 2013 | www.alainpuyo.com

El título de seguro responsabilidad civil y matonismo solo pretende reflejar una realidad tan antigua como la ley de la selva, él más fuerte siempre gana.

Nuestra pequeña / mediana empresa consigue tras mucho trabajo y sacrificio hacer un contrato con una empresa grande y poderosa. Nuestra empresa que lleva ya ocho años trabajando y demostrando, nunca ha considerado necesario tener un seguro de responsabilidad civil, total nunca pasa nada, pero para poder contratar con ese gran cliente, está obligado y lo suscribe.

Hasta aquí todo normal, el contratista quiere que si hay una reclamación contra él y el causante directo es el subcontratista, pueda repetir contra el mismo y tener la garantía de que una compañía de seguros, responderá independientemente de la situación económica del cliente.

Pero que es lo que pasa desgraciadamente en muchos casos. Pues que el grande no espera a que actué el seguro, se descuenta su daño, según su criterio, de lo que le debe al subcontratista y a correr.

¿Entonces para que el seguro?

Evidentemente, por si el daño se manifiesta cuando el grande no puede “chantajear” al pequeño, pero no debería ser así. Si hay un daño, primero habrá que demostrar quién es responsable y hasta qué punto y si no se logra demostrar pues que sea el juzgado, pero no vale “tomarse la justicia” por su mano y cobrarse de antemano.

El grande sabe que hay pocas probabilidades de que el pequeño se atreva a demandarle y se aprovecha de ello, pero vuelvo a decir, que así no deberían funcionar las cosas


El sector asegurador ingresó 57.381 millones de euros por primas en el año 2012, lo que supone un decrecimiento del 5,32% respecto al año anterior (60.605 millones de euros), informó ayer Unespa. El ahorro gestionado en productos del seguro de vida durante el pasado año se elevó a 156.184 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,51% respecto a 2011 según las estimaciones realizada por ICEA.


INUNDACIONES EN GIPUZKOA LOS DÍAS 14, 15 Y 16 DE ENERO DE 2013

Como consecuencia de las lluvias que estamos sufriendo esta semana, se están produciendo inundaciones en diferentes puntos de la geografía. Desde el Consorcio de Compensación de Seguros están organizando los recursos necesarios para poder atender esta siniestralidad que, a día de hoy, parece que puede ser bastante limitada en la provincia de Gipuzkoa.

Con el fin de poder dar el mejor servicio a nuestros comunes Asegurados, desde el Consorcio de Compensación de Seguros nos solicitan que agilicemos la presentación de reclamaciones a la oficina en San Sebastián, bien a través de su página web: http://www.consorseguros.es/ (medio preferible, más rápido y que permite descargarse el documento de reclamación cumplimentado y con la referencia de expediente del Consorcio de Compensación de Seguros), bien a través del teléfono: 902 222 665.

Podéis acceder a una mayor información a través de su página web: http://www.consorseguros.es/ , donde en el “centro” de la misma, en el apartado de DESTACADOS, encontráis en la parte superior información sobre la cobertura de los Riesgos Extraordinarios: como presentar reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros y, para aquellos que podáis y queráis, un enlace directo para presentar la reclamación.

De forma muy resumida, la documentación e información necesaria para realizar la reclamación es la siguiente: datos de la póliza, datos del reclamante, datos del Asegurado y un teléfono de contacto, número de cuenta por si pudiera corresponder realizar una indemnización (20 dígitos) y, caso de estar afectado un vehículo automóvil, datos del taller donde se deja el mismo para peritar (nombre, dirección y teléfono).


¿Qué significa esta ley para el ciudadano?

Esta ley exige al ciudadano el pago de una tasa judicial para acceder a los tribunales de justicia en el orden civil, mercantil, contencioso-administrativo y social a las personas físicas, dejando de ser gratuito en la mayoría de los casos.

Ahora, la Ley 10/2012 extiende la obligación del pago de tasas a las personas físicas y que la Ley 53/2002 ya imponía a las personas jurídicas que facturaban más de 8 millones de Euros al año y en la que las personas físicas quedaron exentas.

En conclusión, esta normativa supone un incremento del importe de las mismas y el número de supuestos en las que deben abonarse las tasas para quienes promuevan el ejercicio de la potestad jurisdiccional. El cálculo de la misma se efectúa en base a una parte fija, según el tipo de proceso judicial y una parte variable en función de la cuantía a reclamar.

¿Está en vigor?

La Ley entró en vigor el pasado día 22 de noviembre y es aplicable partir del día 17 de diciembre tras la publicación de la Orden Ministerial 13/12/2012 en el BOE por la que se regula el procedimiento de liquidación y cobro. La Orden recoge los dos modelos para la autoliquidación y la solicitud de devolución por solución extrajudicial de tasas judiciales.

¿Qué es una tasa judicial?

La tasa judicial significa el pago de una cantidad por utilizar los servicios de la Administración de Justicia.

¿Cuáles son sus implicaciones?

Es evidente que esta Ley y en una primera aproximación va a suponer un encarecimiento del acceso a la justicia.

A partir de ahora, el ciudadano que requiera del juez una sentencia y no reúna los requisitos para beneficiarse de la Justicia Gratuita deberá añadir el coste de las tasas a los gastos ordinarios,

§ Honorarios de abogados.
§ Aranceles de procuradores.
§ El abono de las costas procesales. En el supuesto que la sentencia dictada por el juez no resulte favorable a sus intereses y le condene al abono de los gastos de la parte contraria.

esta disposición refuerza la tesis de que la solución más satisfactoria para las partes es siempre la amistosa, o la vía de resolución alternativa de conflictos (ADR), reduciendo en la medida de lo posible, los supuestos que deben resolverse ante los tribunales de justicia.

Esta norma puede hacer pensar en una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, con un efecto disuasorio por imposición, ya que el ciudadano que considere vulnerados sus derechos quizás no acuda a los tribunales por falta de medios. Pero, también puede ser un incentivo para avanzar desde la sociedad civil hacia un cambio de mentalidad, en la que sólo acudamos a los tribunales como última alternativa e intentemos solventar nuestras disputas conforme a otros medios alternativos, por ejemplo la Mediación de conflictos.

¿Qué aporta el Seguro de Protección Jurídica a esta situación?

El Seguro de Protección Jurídica facilita y abarata el acceso a la justicia.

Entre las coberturas de este seguro está la cobertura del abono de determinados gastos, y que incluyen las tasas judiciales, además de los honorarios de abogado, procurador, informes periciales que tuvieran que efectuarse para acreditar situaciones o derechos, costas procesales a que el asegurado fuera condenado y otros.

Además, acudir a los juzgados es la última opción. Se resuelven más del 80% de conflictos de forma amistosa y las nuevas pólizas ya incluyen en sus garantías la cobertura de resolución de conflictos a través de procedimientos de Mediación. Esta nueva forma de resolver las controversias permite alcanzar soluciones más satisfactorias para los asegurados, agilizando el plazo de resolución.

¿El demandante podrá recuperar el importe si obtiene una sentencia favorable?

Sí, con las salvedades de la práctica judicial. Es cierto que el demandante tiene la posibilidad de recuperar el importe de la tasas, si el juez dicta una sentencia favorable a sus intereses y además condena en costas a la parte contraria. En este caso será el demandado quien pague el coste de la tasa del demandante.

La realidad es que en muchos casos no hay una condena en costas y aunque exista esta condena no se materialice por varias razones, entre ellas, que la parte contraria sea la Administración, que se le haya reconocido la justicia gratuita o que el condenado a su pago sea insolvente.

Un aspecto a destacar positivo y que esperamos que alcance el objetivo que se fija la propia ley “de incentivar la solución de los litigios por medios extrajudiciales” estableciendo la devolución del 60% del importe de la tasa cuando se alcance una solución extrajudicial del litigio. En este sentido, nuestra misión va más allá, como especialistas en defender y reclamar los intereses de nuestros asegurados, trabajamos para resolver los conflictos de forma amistosa, sabemos que la mejor solución es la que se alcanza fuera de los tribunales de justicia, evitando vencedores y vencidos, y la posibilidad de seguir manteniendo el contacto entre las partes en el futuro. Por este motivo, apostamos de forma decidida por la Mediación de conflictos, y que si esta ley permite alguna lectura optimista, es la de esperar que nuestra sociedad avance en la dirección de los países más desarrollados y aplique de forma habitual los métodos alternativos para solventar sus controversias.

Ejemplos prácticos

Garantía de reclamación de daños no contractual.

Un socavón en la calle me ha provocado una caída causándome lesiones. He estado varios días de baja y me ha quedado una cicatriz en la pierna. Tengo que reclamar al Ayuntamiento una suma de 3.400 € en concepto de indemnización de los daños y perjuicios sufridos. El Ayuntamiento me ha desestimado la reclamación y debo acudir a los Tribunales. Sólo en concepto de tasas judiciales debo abonar 217 €.

A causa del atropello de un vehículo he sufrido lesiones permanentes irreversibles. La cuantía de la reclamación asciende a 500.000 €. En ese caso, sólo en concepto de tasas judiciales tendría que abonar 2.800 € por presentar la demanda. En el supuesto que tuviese que recurrir en apelación la sentencia debería abonar el importe de 3.300 € más. En total, 6.100 €.

Conflictos no contractuales relacionados con la vivienda asegurada.

Reclamación de daños de humedades sufridos en la vivienda, causados por la impermeabilización defectuosa de la terraza perteneciente a la comunidad de propietarios. La reparación de las humedades y la reclamación a la comunidad para que repare el origen de los daños se estima en un importe superior a 2000 €, la mera presentación de la demanda conlleva el pago de 163 € en concepto de tasas judiciales.

La comunidad ha tomado un acuerdo que me perjudica y quiero impugnar el acta. La simple presentación de la demanda conlleva el pago de 390 € en concepto de tasas judiciales.

Conflictos contractuales relacionados con la vivienda asegurada.

Contraté una empresa de reforma y no han acabado la obra. Falta por realizar la mitad de las obras que constan en el presupuesto que ascienden a 4.000 €. En el momento de presentar la demanda debo abonar en concepto de tasas judiciales 170 €.

Derechos relativos a contratos de arrendamientos de servicios.

A causa de una negligencia médica sufrida en una operación debo reclamar en concepto de indemnización por los daños y perjuicios sufridos la cantidad de 50.000 €. Sólo en concepto de tasas judiciales debo abonar 550 €; si se tuviese que recurrir en apelación la sentencia tendría que abonar 1.050 € más. En total, 1.600 € solo en concepto de tasas judiciales.

En el caso de tener que reclamar indemnización de 2500 € por una cancelación de vuelo, la presentación de la demanda supondrá en concepto de tasas judiciales la cantidad de 162,5 €.

Derechos relativos a los contratos de suministros de la vivienda asegurada.

He sufrido un corte del suministro de electricidad en la vivienda que ha estropeado los alimentos que estaban en la nevera y me ha dejado sin suministro durante 2 días. Reclamo a la compañía 2.600 € en concepto de alimentos estropeados, y daños y perjuicios. La presentación de la demanda supondrá un coste de 163 € en concepto de tasas judiciales.

He de reclamar a la compañía de telefonía 2.300 € por haberme facturado incorrectamente llamadas no realizadas al 806. La presentación de la demanda supondrá un coste de 161,5 € en concepto de tasas judiciales.

Derechos relativos a los bienes ubicados en la vivienda asegurada y en los vehículos propiedad del asegurado.

Me he comprado un vehículo nuevo y el motor falla. El taller no considera incluida la avería dentro de la garantía y pretende que le abone 3000 € por la reparación. La presentación de la demanda supondrá un coste de 165 € en concepto de tasas judiciales.

Reclamación por incumplimiento de otros seguros.

Suscribí un seguro de Desempleo y ahora la Compañía contraria se niega a pagarme. Debo presentar demanda reclamando 15.000 €.La presentación de la misma supondrá 225 € en concepto de tasas judiciales, sin perjuicio de los honorarios de letrado y procurador.

Recurso contencioso-administrativo sanciones de tráfico.

Me han impuesto una sanción de tráfico por no identificar al conductor por importe de 600 Euros. No recibí requerimiento previo, he formulado recurso administrativo y la Administración lo ha desestimado. La tasa por recurrir una multa de 600 € ante los tribunales es de 201 €.


La Federación de Entidades de Previsión Social Complementaria (EPSV) rechaza que se imponga a los Fondos de Pensiones un “coeficiente mínimo” de inversión “obligatorio”, una propuesta de la patronal vasca para crear un fondo que dinamice la financiación empresarial ante la escasez de concesión de crédito a empresas. El presidente de la federación, Ignacio Etxebarria, recuerda en El Economista que “el objetivo fundamental” de las EPSV “es dar pensiones” y que el patrimonio acumulado está para “garantizar las prestaciones”.